Sentir, pensar y hacer de forma diferente - Desarrollamos organizaciones y personas

web perderformasEl miedo como emoción limitante en el proceso de coaching. Su gestión como aprendizaje de tercer nivel.

El estrés, la ansiedad, los temores son términos utilizados para describir sensaciones demasiado frecuentes en el ámbito profesional, con distintos orígenes y distintas formas de manifestación. La realidad es que todos ellos forman parte de una misma familia a la que desafortunadamente, no siempre nos atrevemos a llamar utilizando el término más general para denominarlo. Miedo. En realidad, nos asusta incluso la propia palabra y utilizamos con frecuencia los términos más suaves. Pero lo primero que debemos hacer con el miedo, antes de que se vuelva peligroso es detectarlo, identificarlo y aceptarlo, para poder gestionarlo.

Así pues, en principio no debemos asustarnos. Los miedos son necesarios, son nuestro primer mecanismo de defensa y sin ellos, hace ya mucho tiempo que la humanidad habría desaparecido. Es normal, y deseable, que sintamos miedo ante un peligro real, como forma de prevenir males mayores.

Por otra parte, en términos más cotidianos, los niveles moderados de estas emociones son estimulantes y tienen un papel beneficioso en el desempeño de nuestras ocupaciones diarias. Incluso nos ayudan a pensar actuar y vivir nuestras ocupaciones con satisfacción y eficacia.

Sin embargo, ocurre que todos estos mecanismos de prevención y estimulación pueden disparar la alarma ante estímulos inofensivos, o bien pueden superar un determinado límite de activación, en duración o en intensidad, y sus efectos llegan a ser perjudiciales.

En un proceso de coaching es habitual que aparezcan este tipo de emociones. De acuerdo a la Metodología CORAOPS®, estas se manifestaran especialmente en la etapa de realidad, opciones y aprendizaje. Con frecuencia aparecerán disfrazadas como elementos más inofensivos, como preocupaciones, lo cual les da un carácter si cabe más peligroso, dado que no las estaremos atribuyendo la importancia que realmente tienen. Manifestar preocupación por el pago de la hipoteca puede estar encubriendo algo mucho más grave como el miedo al desahucio.

En todos estos procesos podemos tener en cuenta los más recientes conocimientos en materia hormonal. Existe un claro flujo de diferentes sustancias por nuestra sangre mientras todo esto sucede. La suave activación está caracterizada por la existencia en nuestra sangre de adrenalina, noradrenalina, dopamina, serotonina. Todas ellas potencian nuestra vitalidad, interés, capacidades, etc. Pero cuando los temores superan ciertos niveles deseables todas estas hormonas vas disminuyendo y nuestra sangre se va llenando de cortisol, denominada “hormona del miedo”, y emociones como la confianza y la ilusión son sustituidas por el temor y la desesperanza.

Interesante también tener en cuenta que la información del miedo llega antes sistema límbico que al neocortex, de manera que cuando tenemos miedo nuestras capacidades de razonamiento se ven disminuidas enormemente.

Tipos de miedo

  • Miedo al cambio. Es el más general, la raíz de todos los demás. Nuestra capacidad de asimilar la transformación es limitada. El cambio nos rompe los esquemas. Desbarata nuestra necesidad de control, y la inseguridad nos puede ganar la partida. Estamos acostumbrados a nuestros hábitos, nos dan seguridad y nos liberan de muchas elecciones tediosas. Vivimos en nuestra zona de confort y cualquier indicio de salir de ella nos asusta.
  • Miedo económico. Miedo a la insolvencia, es decir a las dificultades para llegar a fin de mes. Miedo a que esa insolvencia reiterada se convierta en la ruina de nuestro patrimonio. Miedo a perder nuestros actuales ingresos y a no encontrar la manera de sustituirlos. Por extensión, miedo a cualquier consecuencia de carácter económico.
  • Miedo al fracaso. Miedo a que nuestras actuaciones no produzcan los efectos deseados. Que esos efectos no deseados sean incluso negativos. Que ese fracaso circunstancial sea interpretado por nosotros mismos como “Soy un fracasado”. Que ese hipotético fracaso sea apreciado como tal por los demás y piensen “es un fracasado”.
  • Miedo a la desaprobación, a molestar. Básicamente es el miedo a la no aceptación por parte de los demás. El miedo al rechazo por parte del grupo.
    Que el resto de personas, compañeros, empleados, proveedores, clientes, familia, amigos, conocidos, etc. puedan pensar ó manifestar desacuerdo con nuestras opiniones ó actuaciones. Que algunas de esas actuaciones puedan molestar y a partir de ello deteriorar la relación.
  • Miedo a equivocarnos. Miedo a tomar decisiones que podrían conducir a resultados distintos de los deseados. Miedo a juzgar equivocadamente a las personas (compañeros, empleados, proveedores, clientes, etc.). Eso paraliza nuestros actos y deteriora nuestras relaciones.

Como hemos reseñado, muchas veces estos miedos son transparentes incluso para el coachee, de manera que nuestro papel de coach como observador es decisivo a la hora de acompañar al coachee a identificar los miedos que puedan estar limitándole en la consecución de su objetivo. Estaremos moviéndonos en el tercer nivel de aprendizaje o aprendizaje transformacional, es decir en el núcleo más interno del coachee.

En conclusión, como dice Viktor Frankl: “El hombre no necesita vivir sin tensiones, sino esforzarse y luchar por una meta o misión que merezca la pena”.

 

Bibliografía:

  • M. Gómez Checa, La Metodología CORAOPS
  • L. Wolk, Coaching: el arte de soplar brasas
  • P. Moreno, Superar la ansiedad y el miedo. 
  • P. Jericó, NoMiedo. En la empresa y en la vida. 
  • M. Alonso Puig, Vivir es un asunto urgente
  • A. Valls, Las 12 Habilidades Directivas Clave

 

Aprende a gestionar emociones con EFT

 

 

testimonio FJavierMartin

 

Artículo de Francisco Javier Martín Pérez, Coach CORAOPS

Comentarios (0)

There are no comments posted here yet

Deja tus comentarios

Posting comment as a guest. Sign up or login to your account.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Share Your Location

¡Te invitamos a nuestros talleres!

  Formación en coaching ejecutivo profesional Formación en coaching sistémico y de equipos Próximos eventos