Sentir, pensar y hacer de forma diferente - Desarrollamos organizaciones y personas

ico PNLHacia un mindful coaching o cómo la meditación de plena consciencia puede ser un catalizador en un proceso de coaching.

Al igual que hace algunos años el coaching, la meditación de plena conciencia, mindfulness en su versión occidental y laicizada, está en plena auge. Muchos pensarán que puede ser un fenómeno de moda, una nueva manera de ganarse la vida. Al igual que el coaching (como proceso que permite acompañar a las personas a desarrollar su potencial y alcanzar las metas fijadas), se puede considerar como una simple herramienta. En este caso permite, como es ampliamente demostrado científicamente, aliviar el dolor, reforzar el sistema inmunitario como nuestra concentración.

Ambas disciplinas pueden ser también contempladas como filosofía de vida y, parafraseando a Thoreau, pueden influir en la calidad de nuestras vidasliberando el potencial de las personas para conseguir un máximo rendimiento en lo que nos propongamos.

Estas dos disciplinas ampliamente interrelacionadas parten del mismo preámbulo: la absoluta necesidad del compromiso decidido de trabajar sobre uno mismo y la autodisciplina suficiente para perseverar en el proceso2.

¿En qué el mindfulness puede reforzar el coaching?¿En qué no hacer nada puede ser útil para una disciplina que fomenta la acción?

Meditar es pararse, no para hacer un paréntesis neutro en una vida ajetreada, sino practicar un entrenamiento que podrá aportar una transformación duradera. Con la respiración como faro, consiste en trabajar la calidad de nuestra atención y nuestra concentración, prestando atención a la experiencia, instante tras instante sin quedarnos, por ello, atrapados en nuestras ideas, opiniones, gustos o aversiones2.  

La esencia de la meditación de plena conciencia es como la del coaching, ganar en conciencia y responsabilización3, su finalidad es desarrollar nuestro aprendizaje para elegir libremente, conscientes de nuestras emociones, nuestras propias decisiones.

Tiene seis fundamentos básicos o actitudes a cultivar con la práctica:

  1. No enjuiciar, para ver más allá de nuestras “gafas
  2. Desarrollar la paciencia, para entender que las cosas se desarrollan a su propio ritmo
  3. Mantener una mente de principiante sin expectativas, para ver como si fuese la primera vez, dejando de lado pensamientos y creencias
  4. Incrementar la confianza, para conectarse a su intuición y no depender de una guía o autoridad externa
  5. No forzar para no dirigir sino prestar atención a lo que está ocurriendo
  6. Aceptar la realidad, no para estar de acuerdo sino para tomar en cuenta las condiciones que observamos

Una vez más, el cultivo de esas actitudes resuena totalmente con las competencias clave a desarrollar como coach.

Acogiéndome a la Metodología de CORAOPS, estas competencias pueden estar relacionadas dentro de un proceso de coaching a todas sus fases dado que potencian muchas competencias clave. Sin embargo, quiero poner el foco en la meditación como catalizador de la fase de aprendizaje, dado que la consciencia emocional es una condición ineluctable para acelerar nuestro crecimiento personal.

Con nuestros ritmos acelerados solemos tener una atención focalizada y analítica de los problemas. Pararse para dedicar tiempo a “no hacer nada” favorece flexibilizar y ampliar nuestro foco de atención. Muy rápidamente veremos que la producción de pensamientos es como una corriente en la cual uno se suele dejar atrapar una y otra vez. Sin embargo, gracias a la práctica, uno logra contemplar instante tras instante, sus pensamientos sin enjuiciarles, o al principio por lo menos, reconocer que son juicios o creencias. Poco a poco interioriza que no son la realidad sino una producción de la mente en un instante preciso. Conectando con sus sensaciones físicas, se experimenta la impermanencia de lo observado y favorece relativizar situaciones en las cuales uno se pudo sentir arrastrado. En definitiva, partiendo y desmenuzando las sensaciones físicas, se logra identificar mejor la(s) emoción(es) que hay detrás, los pensamientos y juicios asociados para dejar espacio a que surgen nuevos estados de ánimos más propicios y productivos para alcanzar nuestras metas.

Mindfulness por su esencia, fundamentos básicos, campos de acción es una disciplina de aprendizaje como el coaching y para el coaching, tanto para el coach, fomentando el desarrollo de competencias claves, como para el coachee, potenciando su capacidad a tomar decisión con una mente clara, calmada, libre de pensamientos descontrolados, acorde con sus emociones y su realidad.

 

Notas:

1. Thoreau H.D Walden - “influir en la calidad de nuestra vida es la más elevada de todas las artes”
2. Extractos de “Vivir con plenitud las crisis” de Jon Kabat Zinn
3. John Withmore, en Coaching: “La esencia del buen coaching reside en fomentar la conciencia y la responsabilización"

 

Karine Pons Coach

Artículo de Karine Pons, Coach CORAOPS

Comentarios (0)

There are no comments posted here yet

Deja tus comentarios

Posting comment as a guest. Sign up or login to your account.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Share Your Location

¡Te invitamos a nuestros talleres!

  Formación en coaching ejecutivo profesional Formación en coaching sistémico y de equipos Próximos eventos