Sentir, pensar y hacer de forma diferente - Desarrollamos organizaciones y personas

91 501 51 50

 

ico gentepensandoIniciar un proceso de coaching implica para el coach acompañar a otra persona a crearse un camino, donde el protagonista es el coachee. 

Acompañar al coachee implica dejar de lado a nuestro ego, para desde la Esencia de nuestro Ser como persona, acompañemos a la Esencia del Otro, para que descubra su verdadero Ser, y su plenitud de recursos y así lograr el desarrollo genuino del individuo para alcanzar aquello que se ha propuesto.

Cuando las personas trabajamos en equipo e interactuamos, existen individuos invisibles que nos acompañan. Se trata de los egos de las personas, que actúan de forma subconsciente y que siempre están, aunque no nos demos cuenta. Estos egos tratan de controlar lo que hacemos y decimos, para que todo el tiempo se puedan inflar.

Hacer coaching significa trabajar en equipo, siendo el líder nuestro coachee. Por eso es importante que, antes de iniciar la sesión, nos preparemos mentalmente para ello. Dejaremos a un lado a nuestro ego, en la puerta, congelado, existente pero inmóvil, para que nuestra sesión tenga lugar desde otro lugar, un lugar donde prevalece la humildad, la autenticidad y la generosidad al servicio del otro.

Acompañar al coachee desde otro lugar, con el ego congelado, permite crear tal sincronía, que hace de catalizador para crear una conversación donde ambos egos (el del coach y el coachee) quedan congelados, y entonces todo fluye con mayor autenticidad. Esto permite abrir nuevas posibilidades de pensamiento, de apertura, de escucha y de acción, dando lo mejor de nosotros mismos, llegando más lejos de lo que quizá habíamos podido imaginar en un primer momento.

Esta forma de trabajar, de buscar opciones y nuevos caminos, sin duda abre nuevas posibilidades al desarrollo de las organizaciones y de las personas que trabajan en ellas, trastocadas por la reciente crisis, dando un nuevo valor y sentido a nuestro trabajo y a nuestras relaciones, en definitiva nuestro mundo, consiguiendo resultados que ni siquiera habíamos podido imaginar.

Parte del camino en esta nueva forma de trabajar, facilitado por la figura del coach, consiste en hacer la distinción ego vs. autoestima.

Para saber si vamos en la dirección adecuada, es útil tomar consciencia sobre las consecuencias que dejamos a nuestro alrededor, cuando actuamos desde un lugar (ego) o el otro (la autoestima). ¿Seremos capaces de dejar un mundo mejor que el que nos dieron?

 

Blanca Sánchez Coach - Acompañar al coachee

 

 Artículo de Blanca Sánchez, Coach Ejecutivo certificada en CORAOPS

Comentarios (0)

There are no comments posted here yet

Deja tus comentarios

Posting comment as a guest. Sign up or login to your account.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Share Your Location

Apúntante a nuestra newsletter

* Dato obligatorio
 

   

¡Te invitamos a nuestros talleres!

  Formación en coaching ejecutivo profesional Formación en coaching sistémico y de equipos Próximos eventos